sábado, 26 de abril de 2014

OBRAS COMPARADAS DE GALILEO GALILEI (1632) y BERTOLT BRECHT (1939)


Imagen gentileza de Elvio Alanís
Observatorio UNSa


Diálogos sobre los Sistemas Máximos 
(Galileo Galilei - 1632)


El texto a continuación es un fragmento del  diálogo científico Galilei quien, pone en la voz de un gran amigo, Salviati, sus propias observaciones y sus ideas de una nueva ciencia en franca oposición a la de los peripatéticos de la época.

SALVIATI: (...) creo que su materia es muy densa y muy sólida, no menos que la Tierra; de lo cual es prueba bastante clara, el que su superficie es en la mayor parte desigual, debido a las muchas partes salientes y cavidades que se observan gracias al telescopio, de estas protuberancias hay muchas que son, en todo y por todo, semejantes a nuestras más ásperas y abruptas montañas, y se observan algunas cadenas y largas continuaciones de centenares de miles: otras se presentan en grupos más recogidos, y existen también muchos escollos destacados y solitarios y riscos abruptos; pero lo que más frecuentemente se observa son algunos terraplenes, usaré este nombre por no recordar ningún otro tipo más apropiado, bastante elevados, los cuales encierran y rodean llanuras de diversas extensiones y forman figuras varias, si bien la mayor parte son circulares; muchos de los cuales tienen en su centro un monte bastante elevado, y algunos pocos están llenos de una materia algo oscura, es decir, semejante a las de las grandes manchas que se observan a simple vista, y éstas forman las mayores extensiones; el número de las más y más pequeñas es grandísimo y la mayor parte son circulares. (...) al igual que la superficie de nuestro globo, se distinguen en ella dos partes máximas, es decir, la terrestre y la acuática, así en el disco lunar se observan con gran claridad algunos trozos más resplandecientes y otros menos; por el aspecto de los cuales, creo que serán bastante semejantes a los de la Tierra; si alguien, desde la Luna o desde otra lejanía similar, la pudiese ver iluminada por el Sol, aparecería la superficie del mar más oscura y más clara la de la tierra. (...) de la misma manera que nosotros desde la Tierra vemos la Luna, ahora completamente iluminada, ahora a medias, ahora menos, luego queda completamente invisible, esto es, cuando está bajo los rayos solares, de forma que la parte que mira a la Tierra permanece en tinieblas, de igual forma se vería desde la Luna, con las mismas fases, y con los mismos cambios de figura, la iluminación provocada por el Sol sobre la cara de la Tierra. (...) 
(Fuente: Diálogo sobre los Sistemas Máximos, Galielo Galilei -1632-
Editorial Aguilar, Traducción de José Manuel Revuelta)



A continuación, la misma escena en palabras de Bertolt Brecht. En la vida real Sagredo fue otro gran amigo de Galilei a quien también homenajeó en sus diálogos científicos. 


Imagen gentileza de Eugenia Díaz
Estación Astrofísica Bosque Alegre
Córdoba - febrero 2014




"Los actores lograron trasladarnos en el tiempo; todos imaginábamos el cielo que Galileo nos describía con su pequeño telescopio, mientras que el segundo telescopio más grande de Argentina sólo era una pieza más de la escenografía" 
(Dra. Eugenia Díaz)









SAGREDO: (mirando por el telescopio, a media voz). El borde de la hoz es completamente irregular, dentado y áspero. En la parte oscura, cerca del borde iluminado, hay puntos luminosos. Van apareciendo uno detrás de otro. La luz surge de estos puntos, extendiéndose sobre superficies cada vez mayores, hasta unirse completamente con la parte iluminada, más grande.

GALILEI: ¿Cómo te explicas esos puntos luminosos?

SAGREDO: No puede ser.

GALILEI: Sí, señor. Son montañas.

SAGREDO: ¿En una estrella?

GALILEI: Montañas enormes. El Sol naciente dora sus cimas, mientras que  en las pendientes aún reina la noche. Lo que tú ves es la luz bajando desde las cimas más elevadas a los valles.

SAGREDO: Pero eso contradice la astronomía de dos mil años.

GALILEI: Así es. Lo que tú ves, jamás lo había visto hombre alguno, excepto yo mismo. Tú eres el segundo.

SAGREDO: Pero la Luna no puede ser una Tierra con montañas y valles, así como la Tierra no puede ser una estrella. 

GALILEI: La Luna puede ser una Tierra con montañas y valles, y la Tierra puede ser una estrella. Un cuerpo celestial común, entre miles de ellos. 


(Fuente: La Vida de Galileo Galilei,
de Bertolt Brecht, 1939)



Imagen gentileza de Natalia Lobo
Cúpula Mayor del Observatorio Astronómico de Córdoba
Noche de los Museos - 2013





jueves, 24 de abril de 2014

ESTUDIO GALILEO GALILEI - PARTE I

ESTUDIO GALILEO GALILEI es un trabajo de investigación interdisciplinario impulsado por el Grupo Torre (elenco plurilingüe de la Facultad de Lenguas U.N.C). Participan de este proyecto estudiantes y egresados de Lenguas, de otras facultades y científicos del OAC.


Son objeto de estudio las siguientes obras: DIALOGOS SOBRE LOS SISTEMAS MÁXIMOS de Galileo Galilei y DAS LEBEN DES GALILEO GALILEI de Bertolt Brecht. La investigación consiste en el estudio comparado de ambas obras y el diálogo entre estos autores en torno a ciertos problemas de la ciencia. Los resultados de esta investigación serán publicados por medio de la puesta en escena de fragmentos de ambas obras y la dramaturgia creada para el diálogo de los autores en cuestión. Se trabaja en español, alemán e italiano (los textos de estas dos lenguas extranjeras con subtítulos en español). 















Este video se proyectó en la cúpula de la Estación Astrofísica de Bosque Alegre a modo de presentación del trabajo de investigación en febrero de 2014. El texto de este diálogo imaginario entre Galilei y Brecht fue realizado con fragmentos elegidos de la obra científica DIALOGOS SOBRE LOS SISTEMAS MÁXIMOS de Galileo Galilei (1632). La selección de los fragmentos fue pensada en función de las coincidencias en el pensamiento de ambos autores. 



video