jueves, 15 de septiembre de 2011

jueves, 16 de junio de 2011

GRUPO TORRE

Nuestro grupo tomó su nombre del mito de La Torre de Babel la cual es, en nuestro imaginario simbólico, icono de desencuentro entre los hombres El tiempo, sin embargo, no deja de tener un sentido de ironía y paradójicamente aquel “castigo divino” se ha transformado en este rasgo que nos distingue como seres humanos. Así, la diversidad de lenguas es precisamente aquello que nos permite tener una identidad cultural e histórica, un sentido de pertenencia a un lugar y una vía de entendimiento con los habitantes de nuestro lugar y de otros lugares. En tiempos en que el desencuentro entre los seres humanos es el cotidiano desafío que debemos superar, la propuesta de este proyecto teatral pretende desandar el camino en dirección hacia aquello que una vez unió a los seres humanos, simbólicamente representado por una lengua en común. Esta “lengua” puede ser el lenguaje del arte teatral por ser la expresión teatral una forma de comunicación inherente al ser humano y verdaderamente común a todos los hombres. Además, la actividad teatral nos pone a trabajar en una tarea que une en la diversidad y nos permite comunicar aquello que nos alegra o nos duele a todos como miembros de una comunidad.
(Laura Ferraris)

Puntos de Partida I: respuesta a qué y por qué un teatro plurilingüe





En el actual contexto de globalización resulta imprescindible y urgente asumir la defensa de las identidades culturales por medio de políticas lingüísticas de acción directa y concreta que apunten a la promoción, el desarrollo y la consolidación del plurilingüismo. 





Quienes trabajamos en la defensa de las lenguas, somos conscientes de la contradicción que implica que nuestros argumentos formen parte de la filosofía que sustenta la política de la globalización. Ésta pretende por un lado, unificarnos desde la imposición de una lingua francaya sea en el comercio, la tecnología o la producción de bienes culturales; y por otro lado ofrece el discurso del multiculturalismo que la presupone. Discurso con el que no podemos dejar de acordar cuando pensamos en la idea de la aceptación de la diferencia y el respeto por el otro. Pero discurso con el que no acordamos cuando se trata de aceptar prácticas que desde nuestra propia cultura no toleraríamos.





Puntos de partida II






















La filosofía que sostiene la globalización, nos pone en jaque cuando mueve la pieza del relativismo cultural. Una salida elegante a este círculo vicioso es focalizar nuestra problemática concreta desde la cara positiva del multiculturalismo. No se trata de no adherir a la defensa de las lenguas por el hecho de no aceptar las políticas globalizantes. Se trata de preguntarse en nuestro caso particular, qué queremos decir cuando decimos que una lengua está en peligro. Las lenguas también entran en peligro cuando se trata de lenguas pertenecientes a culturas permeables; es decir, comunidades que no tienen medios para ofrecer resistencia; o comunidades culturalmente híbridas, como es el caso de la Argentina. Intentamos ver por dónde pasa nuestro problema y asumir nuestra situación de profesionales de lenguas extranjeras, en un país cuyas políticas educacionales dependen en gran parte de los países económicamente poderosos. En primer lugar busqué tomar una postura ideológica respecto de la globalización, el multiculturalismo y el multilingüismo desde nuestra realidad argentina y más específicamente desde la realidad del docente y del traductor de lenguas extranjeras argentinos. Observo que hay que luchar mucho contra las empresas multinacionales de comunicación, de traducción y editoriales que imponen lenguas y “variantes” de las lenguas; realidad que difiere bastante de las problemáticas plurilingüísticas de países europeos, por ejemplo.

Puntos de partida III

En cuanto al teatro como “herramienta” para la enseñanza de la lengua, mi postura es crítica. No miro al teatro como herramienta; por lo tanto, nuestro equipo no usa el teatro "para"; hace teatro. Esto nos ha diferenciado de otros grupos de teatro de nuestro entorno; en general se piensa que cuando los miembros de una unidad académica “hace” teatro, es “educativo” y por lo tanto carece de estética. Muy por el contrario, nuestro trabajo ha ido definiendo una metodología y una estética particular desde un posicionamiento ideológico frente al plurilingüismo y al teatro.





Puntos de partida IV






































En el año 2001 la Facultad de Lenguas promulgó, mediante la Resolución Interna Nº 481/2001, la Campaña en Defensa del Plurilingüismo. Dentro de este marco, en agosto de 2002, se pone en marcha el PROYECTO TORRE. De esta manera, la actividad teatral se pone al servicio de las lenguas, culturas e identidades para hacer aquello que es inherente al teatro: “mostrar a cada edad y generación su fisonomía y sello característicos”. (W. Shakespeare). 

Si algo caracteriza a nuestra generación, es la fuerte necesidad de comunicación real entre las personas y el encuentro de las distintas culturas, a través de la puesta en común de diversas opiniones en torno a un objetivo común. He aquí la tarea que puede lograr el teatro. 
El teatro convoca a las personas a realizar un acto único y privilegiado: mirar críticamente el mundo y, simultáneamente, producir un impacto para modificarlo. 
En el caso específico de los hablantes políglotas, el impacto es aún mayor: 
tienen además un teatro que los representa a todos.

sábado, 21 de mayo de 2011

MALAMADRE DEL BICENTENARIO

Por los que vinieron 
y por los que se fueron, 
por los que fuimos 
y por los que seremos...
(Pablo Fernández)


 ...la Facultad de Lenguas (UNC) y el Grupo Torre viajan para presentar Malamadre.

Jueves 9, viernes 10 y sábado 11 de diciembre de 2010
21hs
entrada a la gorra
Auditorio de la Facultad de Lenguas
Av. Vélez Sarsfield 187
VIDEO PRESENTACIÓN
para conocer el concepto de la obra, podés ver en este mismo blog
video